martes, 16 de enero de 2018

Derrotados




De pronto los pájaros interrumpieron su impecable vuelo, buscando refugio bajo las tejas rotas del viejo cobertizo. La visible tormenta se convirtió en viento huracanado, eclipsando la apaciguada luz de la tarde, sobre el cielo ennegrecido las culebrinas de los rayos dibujaban incansables figuras geométricas. Se santiguaban las madres con suplicas constantes, las abuelas vestidas de negro se aferraban con las cuendas del rosario entre sus dedos, en el rostro de los más pequeños  apareció una triste mueca contraída, los hombres, pálidos y consternados a duras penas podían emitir palabra alguna, con manos sudorosas y doloridas, ocultaban la rabia contenida de sus logros. La peor de las desgracias se hizo latente en las miradas, de nada sirvieron las velas, ni las suplicas, ni los rezos, un triste arcoíris emitía tonalidades en blanco y negro. Por toda la lluvia caída sangraban regueros de llanto, la inesperada tormenta aniquiló la cosecha, arrasando hectáreas de campos y frutales.
Al acecho los mortales transitaban derrotados, mientras la impotente adversidad agonizaba en las cepas moribundas.




©Pilar Contreras Moreno








jueves, 11 de enero de 2018

Tesis sobre el amor



 
Jamás resultó fácil
la efímera convivencia.

Tolerar de forma progresiva
el mundo en paralelo que otrora inventamos.

Sentir escamas sobre la piel irreversible.

Renunciar de puro golpe al roce de las caricias.

Soportar pacientemente
la sequedad agrietada sobre los labios.

Alguien debería investigar más sobre el amor,
o defender los argumentos planteados sobre su tesis.




©Pilar Contreras Moreno





jueves, 5 de octubre de 2017

Arte alfarero




Dormitaba el agua tranquila,
  plácida yacía junto a la losa,
la efemérides del tiempo…
hacía mella en su propia historia.

Sobre las piedras caladas e intactas
se daban cita las risas previas.

Un acicalado beso en la mejilla,
 moldeaba con sal y gracia
el arte supremo de pura arcilla.



Ruta Cultural - Casino Eldense

1/10/2017